Un cuento de Navidad

Francesco Greccio

… Haremos un belén con musgo y piedras. Pondremos en él las figuras de barro que nos salgan… Y construyeron el belén lo mejor que supieron.

-Tengo ganas de gritar que hoy es navidad

El solitario se limitó a sonreír. Sin hacer signo alguno.

Los perros que guardaban el rebaño ladraron al acercarse Cesco.

-¡Pastores! Os anuncio un gran gozo, que lo será para todo el pueblo.

Los pastores dormían.

-¡Pastores! Os anuncio un gran gozo.

Continuaban durmiendo y Cesco los zarandeó.

-¿Que pasa? ¿Qué quieres? ¿Por qué nos despiertas?

-Vengo a anunciaros un gran gozo: ¡Hoy es navidad!

-Y ¿por eso nos despiertas?

-¡Hoy es navidad! ¡Ha nacido Jesucristo!

-Ya sabemos que ses navidad. Paga doble. Y basta: lárgate ya, si no quieres que te calentemos.

-¡Hoy es navidad!

Ya lo sabíamos. Hay mucha nieve. Tenemos sueño. Cuentos medievales. Turrones, barquillos y calefacción. No es para tanto. Un niño muy mono (bonito) que es como el símbolo de todos los niños monos que nacen. Adornamos el árbol de la calle.

...

-¡Hoy es navidad!

La abuela y los niños cantan. Está helando. Practicamos la elegancia social del regalo. Apagad las bombillas y encended las velas, queda más típico. Y mañana vuelta a empezar. Iremos a misa de gallo porque los bisabuelos iban. Zambombas y vino.

Las respuestas del zagal egoísta (El Rabadá, villancico catalán)

Todos los hogares estaba encendidos, todas las luces ardían. Pero muchos no sabían ya lo que significaba aquella noche.

___________

Este extracto corresponde al libro “Francesco” de J.M.Ballarin. Un libro del año 1967. Si hace 46 años muchos no sabían lo que significaba esta noche, que queda decir del hoy?

La Navidad se ha convertido en un evento social donde un señor gordo y vestido de rojo reparte regalos a los mas pequeños y no tanto. Una suerte de fiesta del consumismo patrocinada por una bebida gaseosa.

Poco rastro queda ya del aquel Nacimiento, de aquel gesto de un Dios que se quiso hacer hombre para conocer nuestra miseria, para vivir como nosotros, para comprendernos mejor y para salvarnos.

Para aquellos que aun reconocemos en la Navidad el hecho mas importante de la Historia, esta noche es especial y la unica forma para que aquellos que ya no entienden de que va, vuelvan a entender, es que vean como nos comportamos nosotros (que vean como se aman….)

Por eso esta noche, bendice la mesa y da gracias a Dios por lo que van a compartir. Que no te de vergüenza traer al Niño cuando suenen las 12 e invita a todos a una oración silenciosa.

Y si cuando vas de camino a la misa, a la cena o a hacer tus compras tienes la ocasión de hacer un acto de caridad, no lo dudes, habrás dado verdadero sentido a esta fecha.

Buena Navidad.

 

Gabriel

¿Qué opinas?

Mensaje de Navidad del General de los Menores

Nuevo obispo franciscano en Costa Rica