¿Qué es el Mindfulness?

mindfulness

Mindfulness es un término aún desconocido para una gran parte de la población. Despierta la curiosidad en quienes ven como cada día se utiliza más, sobre todo para hacer referencia al desarrollo personal. Puede definirse como una capacidad que está enfocada a prestar atención al presente. Es decir, es una habilidad que pocas personas poseen y que les permite mostrar más interés y aceptación. 

En español se han utilizado diversas variantes para evitar el uso de la palabra en inglés. Algunos prefieren decir “presencia mental”, “plena conciencia” o “atención plena”. Estos términos son válidos, pero se sigue utilizando el vocablo inglés Mindfulness. 

Su origen lo encontramos en la palabra “sati” del idioma vernacular similar al sánscrito. Se hablaba durante la época en que Buda comenzó a  enseñar sus conocimientos hace aproximadamente 2500 años. Entonces “sati” o “sarati” significa “recordar” o “rememorar”. Hace referencia al acto de recordar y enfocarse en el tiempo presente. 

¿Qué nos enseña el Mindfulness? 

Actualmente es utilizada como una técnica que ayuda a las personas a aprender de las experiencias pasadas para mejorar su vida actual. Sin importar lo que haya sucedido en el pasado lo importante es reconocer la propia experiencia. Es una técnica muy útil en quienes sienten que han perdido el control de sus vidas, personas que atienden constantemente a pensamientos negativos que los limitan a vivir plenamente. 

Asimismo, el Mindfulness nos enseña a que debemos reconocer lo que nos acontece y aceptarlo tal como es. Aunque experimentemos conflictos y sensaciones que nos desagraden o hieren, lo mejor que podemos hacer es aprender de ello. Sobreponerse y continuar es la mejor postura que podemos adoptar. 

Con su práctica también se incluye la utilización de otras técnicas como la meditación, la relajación y respiración en sus distintas variantes. En ocasiones los límites entre unos y otros son difusos; es por ello que resulta para algunos es difícil separar estos conceptos. 

¿Cuál es su origen? 

Comúnmente el mindfulness o sati es asociado al budismo, olvidando que también se usa en otras tradiciones religiosas. Está presente en otras religiones y filosofías de vida, tanto de manera implícita como explícita. Básicamente se hace mención de la capacidad de conectarnos con el presente siendo reflexivos. Una técnica que nos ayudará a profundizar en las consecuencias de nuestras acciones y decisiones. 

En occidente se ha utilizado desde hace más de 30 años como parte de los estudios de psicología y medicina. Expertos en estas áreas del conocimiento lo utilizan para aumentar la autoconciencia, manejar el estrés y promover un mejor desarrollo personal. Sirve de ayuda a los pacientes que presentan dificultades para ser más conscientes sobre lo que acontece en su entorno, personas que están disociados de la realidad y del mundo. 

La primera vez que se escuchó hablar acerca de este tema fue en voz de Kabat-Zinn. Es el fundador de la Clínica de Reducción de Estrés en el Centro Médico de la Universidad de Massachusetts. Desde entonces continuó realizando importantes aportes al estudio y práctica del Mindfulness.

Ha servido de tratamiento para problemas físicos y psicológicos. Condiciones como el dolor crónico y el trastorno por estrés postraumático; son solo algunos ejemplos de condiciones psicológicas que se pueden tratar utilizando esta técnica. Guía a los pacientes para que trabajen conscientemente en el estrés o dolor que estén experimentando. Como resultado de su práctica observamos que los pacientes recuperan el equilibrio interno. Son personas que ahora atienden efectivamente sus necesidades espirituales, de cuerpo y demente. Como resultado desarrollamos una mayor capacidad para ser receptivos y relacionarnos con los demás. Nos invita a vivir una vida de manera plena y en el presente.

Artículos recomendados

Deja una respuesta