Cómo mejorar tu bienestar

bienestar

Debido al ritmo de vida actual es normal que la mayoría de las personas olviden prestar atención a su propio bienestar. Múltiples problemas profesionales, económicos, sociales, políticos, sociales y hasta personales; todos son razones suficientes para abrumar la mente de cualquiera. Es por ello que estadísticamente se registra a una gran parte de la población con problemas psicológicos y de salud asociados al estrés. 

Nuestro estilo de vida y nuestros hábitos influyen en nuestro bienestar. Mantenernos saludables va más allá del padecimiento de enfermedades, las cuales terminan siendo consecuencia de las carencias afectivas y la estabilidad emocional. El bienestar también se asocia a cierta calidad de vida, a diversos ámbitos de nuestra vida personal que nos deben proporcionar satisfacción. 

De hecho son los pequeños detalles que en sumatoria permiten que tengamos la vida a la cual aspiramos. Por ello, generalmente para lograr este cometido se recomienda realizar cambios sencillos en nuestra cotidianidad. La adopción de hábitos saludables relacionados al sueño, la alimentación, las actividades recreacionales, socializar e incluso la higiene. 

¿Qué es el bienestar? 

Definimos como bienestar al estado de tranquilidad, estabilidad y plena satisfacción personal. Se asocia al bienestar social, mental y físico. No sólo se relacionaba a la preservación de la propia salud, el autocuidado no solo debe estar enfocado en la prevención de enfermedades. En cambio, engloba todos los aspectos que son relevantes en la vida personal de una persona. El bienestar también significa Lograr cumplir con ciertas metas personales. 

Significa que las personas que desean lograr su propio bienestar deberán participar de forma activa. Se realizará cualquier cambio que sea necesario para lograr mantener la buena salud y promover un estilo de vida sano. La adopción de hábitos y actitudes positivas también es parte de este proceso. 

Consejos para lograr el bienestar 

Si deseas saber cómo mejorar tu bienestar, a continuación mencionamos una breve lista con consejos  que son muy útiles y seguramente te proporcionarán la ayuda que buscas. Son los siguientes: 

Cuida tu alimentación

Es muy común escuchar decir que “somos lo que comemos”. Dicha oración hace referencia a un hecho innegable, y es que la mayoría de las personas siguen una dieta poco saludable que perjudica su estado de salud. En ocasiones no nos damos cuenta que lo que comemos tiene un gran impacto en nuestra calidad de vida. Olvidamos que la principal función de los alimentos es proporcionarnos nutrientes que nos permitan estar sanos. 

Asimismo, el consumo desproporcionado de alimentos poco saludables es la principal razón de enfermedades como la obesidad, la diabetes, el colesterol alto y de condiciones cardiovasculares graves. Es por ello que también el bienestar se asocia con el consumo de alimentos básicos que son nutritivos y naturales. 

Respetar el horario de las comidas así como las porciones también son otros detalles a los cuales se debe prestar atención. Reduce el consumo de sal y de azúcar, pero además mantente hidratado. Evita el consumo de alimentos con altos índices de grasas trans y los alimentos ultraprocesados. 

Haz deporte 

Las personas de todas las edades deberías practicar diariamente una actividad física moderada y a largo plazo. Mantenerse en buena forma es importante para sentirnos bien con nosotros mismos, cómo nos vemos y sentimos también contribuye al bienestar. Además, te ayuda a mantenerte en tu peso, aumenta la autoestima y mejora la depresión. 

Cuida tu higiene 

Para sentirnos bien también es importante mantener una buena higiene personal, lo cual también es aplicable a la limpieza del hogar. La forma en la que nos perciben los demás también es influenciada por cómo nos presentamos personalmente. Además, nos rodea un entorno que está lleno de microorganismos que son los responsables de ciertas enfermedades. 

Duerme bien

Cuando las personas no cumplen con las horas mínimas de descanso comienzan a sufrir cambios en su estado de salud. Durante la fase del sueño se regularizan funciones básicas del cuerpo relacionadas al sistema inmunitario, respiratorio, cardiovascular y hormonal. No dormir un mínimo de 8 horas diarias puede ocasionar fallas coronarias y problemas neurológicos. 

Enfócate en tu salud mental 

La salud mental y el bienestar están estrechamente vinculados. Al no poseer estabilidad emocional repercute negativamente en la posibilidad de llevar una vida plena. El estrés, la ansiedad y otros problemas de índole psicológica generalmente son los responsables de la adopción de malos hábitos como las adicciones. Tomará unos minutos del día para meditar o simplemente realizar actividades que nos son reconfortantes nos ayuda a sentirnos motivados. Los humanos somos seres sociales, así que se debe fomentar y cuidar las relaciones interpersonales con familia y amistades. 

Artículos recomendados

Deja una respuesta