Novena a San Francisco. Dia 7: Espíritu de Servicio.

Saludo
¡Te adoramos Cristo, y te bendecimos, porque por tu santa cruz, redimiste al mundo!

Oración al comienzo
iOh grande y glorioso Dios! Ilumina las tinieblas de mi corazón y dame fe recta, esperanza firme y amor perfecto.
Infúndeme, Señor, inteligencia para que cumpla tu santa y divina voluntad.

“El que quiera ser grande, que se haga servidor de ustedes, y el que quiera ser el primero que se haga servidor de todos. Porque el mismo Hijo del hombre no vino para ser servido sino para servir y dar su vida en rescate por una multitud”. Marcos 10. 43-45

El amor…es servicial. 1 Corintios 13.4

El espíritu de servicio es una manifestación concreta, real, edificada en gestos portadores del amor de Jesús. Siempre es una donación del propio yo. Siempre es disponibilidad. No se sirve por simpatía ni por sensiblería, sino en atención a la dignidad del otro. “Tomad y comed este es mi cuerpo”. Toda nuestra entrega es imitación de la de Jesús. Es eucarística. Nos vamos dando poco a poco, día a dia. Se sirve enseñando, corrigiendo, compartiendo nuestros bienes… Se sirve pacificando y escuchando; haciendo tareas que ayudan al bien común… Servimos cuando ponemos todos nuestros dones a disposición del otro.

“Pero aquel que es superior, y que es tenido por mayor, sea como el menor y siervo de los otros hermanos. Y con cada uno de los hermanos practique y tenga la misericordia que quisiera que se tuviera con él si estuviese en caso semejante”. 2 Carta a Ios Fieles

Oración al finalizar

Mi Dios y mi Todo
¿Quién eres Tú, mi dulce Señor y Dios? ¿ Y quién soy yo, tu pobre e indigno servidor?

¡Cuánto quisiera amarte, santísimo Señor mío! ¡Cuanto quisiera amarre, dulcísimo Señor mío! ¡Señor y Dios mío!

Te entrego todo mi ser y gustosamente te daría cualquier otra cosa si supiera qué más darte.

Padrenuestro, Ave María, Gloria

Conclusión
El Señor nos bendiga y nos guarde, nos muestre su rostro y tenga piedad de nosotros.
Vuelva a nosotros su rostro, y nos conceda la paz.
El Señor nos bendiga.  Amén.

...

Escrito por Cecilia Jaurrieta

Maria Cecilia Jaurrieta esta casada y tiene cinco hijos y seis nietos. Profesó en al Orden Franciscana Seglar en 1986.
Es bioquímica y ha colaborado con distintos medios graficos y radiales franciscanos como NUEVA POMPEYA y EL MENSAJERO DE SAN ANTONIO. Ha publicado varios trabajos relacionados con la religiosidad popular en la Editorial San Pablo. Ha recibido capacitación en mediación comunitaria con la cual ha enriquecido los talleres de educación para la paz que anima desde 1998.

Novena a San Francisco. Dia 6: La pobreza

Señor, enséñame tus caminos.