Marcha franciscana en Tierra Santa 2016: Vivir la misericordia.


Alegría, amistad, silencio, oración, determinación… Estas son solo algunas de las palabras que describen la edición 2016 de la marcha franciscana en Tierra Santa. Izzat ha sido uno de los cerca de cincuenta jóvenes que han participado en la peregrinación de ocho días, de 5 al 12 de agost y que ha atravesado varias ciudades de Galilea hasta llegar al Monte Tabor.

IZZAT SALAMEH
Belén – Participante en la Marcha
„He venido a la marcha para tomar la gasolina que me permite caminar durante los próximos 365 días. Aprendemos a olvidarnos a nosotros mismos para acordarnos de los otros y usar lo poco que tenemos para hacer muchas cosas grandes.“

Los jóvenes han recorrido 50 km antes de llegar, no sin cansancio, a la meta final. Pero el camino, además de físico, ha sido también espiritual.

ANTOINETTE ZIDAN
Ibilin – Participante en la Marcha
“Estamos un poco cansados, entre caminatas y actividades, pero el recorrido ha sido también espiritual. Cada vez que caminamos y nos cansamos, recordamos que Jesús está con nosotros, especialmente en los momentos de silencio cuando meditamos sobre lo que vivimos, en medio de la naturaleza que ha sido creada por Dios.”

JESSICA JABRIEH
Participante en la Marcha
“Jesús ha sido crucificado por nosotros y lo mínimo que podemos hacer por Él es que mientras caminamos y nos cansamos, la hagamos en Su nombre. Estamos en el cuarto día y el Señor ha obrado mucho en nosotros: Me siento más feliz, le he conocido más a través de las misas o las catequesis… Los sacerdotes y todos aquellos que están aquí contribuyen a un clima espiritual.”

El programa ha previsto diversas actividades: Música, juegos, arte sacro, catequesis, grupos de discusión y oraciones. Muchos de estos momentos han requerido diálogos y palabras, pero se ha dedicado también un gran espacio al silencio.

FRAY BADIA ELIAS, OFM
Belén – Comisión Organizadora de la Marcha
“Caminamos en silencio. Damos esta oportunidad a los jóvenes porque el mundo ofrece muchas distracciones a nuestra vida. Queremos dar tranquilidad a estos jóvenes para que puedan dejar que la voz del Señor entre en sus vidas, en sus corazones para cambiarlos… Porque si quieren cambiar, deben hacerlo en el corazón.”

El tema de la marcha —“Con Francisco hacia Jesús: vivimos la misericordia”— ha sido el hilo conductor de las diferentes actividades y la determinado el clima vivido por el grupo.

SOR MUNA
Ramleh – Comisión Organizadora de la Marcha
“Para renovar la manera de mirarnos, debemos, ante todo, ser misericordiosos con nosotros mismos. Seguramente somos todos pecadores —yo, la primera, como todos. ¿Cómo puedo tener misericordia conmigo misma? El Señor está allí, esperándome, para que vuelva a Él, con todos mis pecados. Él me acepta como soy. Mientras hago esta experiencia, a través del perdón y la reconciliación, muestro a los jóvenes que, a pesar de todos nuestros límites, debilidades y problemas, el Señor les ama, les espera, les acepta así como son.”

En su maleta de vuelta a casa, los jóvenes llevan nuevas amistades y una relación espiritual con Dios más profunda.

KASPARS EZERINS
Letonia – Participante en la Marcha
“Doy gracias verdaderamente a Dios por esta marcha porque ha sido un tiempo de bendición para caminar juntos y rezar. Siempre había querido profundizar en mi relación con Dios, conocerlo mejor. Una manera de hacerlo ha sido rezar unido a otros, caminar juntos en esta tierra donde Jesús caminó. Esto ha sido especial.”

...

Día Mundial de la Alfabetización. Manos Unidas reclama igualdad de oportunidades para las mujeres.

“Pidamos el don de la fe para ser instrumentos de misericordia”, el Papa en la catequesis