Los frailes Franciscanos de Estados Unidos se oponen a la prohibición de Trump

“Fui un extranjero y me recibisteis” (Mt. 25, 35)

Las recientes acciones del Presidente Donald J. Trump con respecto al trato de los inmigrantes y refugiados que ingresan a nuestro país han sido preocupantes para un amplio grupo de ciudadanos en los Estados Unidos. Como franciscanos, estamos moralmente indignados y denunciamos resueltamente la Orden Ejecutiva del 27 de enero de 2017 dirigida al programa de admisión de inmigrantes y refugiados de los Estados Unidos.

Aunque la intención declarada de la acción es proteger a los Estados Unidos del terrorismo, está mal concebida y es contraria a los principios fundacionales de nuestro país. Además, tanto si es su intención o no, se percibe que se dirige a las personas musulmanas y sugiere que todos los inmigrantes y refugiados islámicos son sospechosos. Esto es una afrenta a la dignidad humana de nuestras hermanas y hermanos refugiados que huyen de la persecución y de la guerra, de los muchos inmigrantes que alientan la esperanza de una vida mejor en nuestras costas. Creemos que la Orden tal como está escrita e implementada siembra división y animosidad, haciendo menos posible la solidaridad que conduce a la seguridad.

Nos sentimos obligados a complementar nuestro apoyo a las numerosas voces de diversos sectores de nuestra sociedad que también han denunciado esta Orden Ejecutiva: refugiados y inmigrantes, líderes empresariales, líderes cívicos y políticos, personalidades públicas y líderes religiosos, incluyendo muchos Obispos Católicos de los Estados Unidos.

Algunos de nuestros ministerios han tenido la suerte de recibir refugiados en sus comunidades, trabajar con organizaciones de la Iglesia contratadas por el Gobierno de los Estados Unidos después del largo proceso de investigación (usualmente de dos a cuatro años) ya establecido. Otros ministerios han sido lugares de acogida para los inmigrantes, llevando a cabo el mandato bíblico de “dar la bienvenida al extranjero”.

...

El Papa Francisco, durante su visita a los Estados Unidos en el año 2015, recordó a los ciudadanos de los Estados Unidos de América la importancia de nuestra propia identidad como inmigrantes. Él dijo: “Como hijo de una familia inmigrante, estoy feliz de ser un huésped en este país, que fue en gran parte construido por tales familias.” Nuestro país, en el mejor de los casos, ha apreciado y encarnado este mandato de “ofrecer hospitalidad, dar la bienvenida al extranjero “, adoptando orgullosamente su identidad como nación de inmigrantes.

Teniendo en cuenta este patrimonio y herencia y en solidaridad con nuestros hermanos y hermanas inmigrantes y refugiados, los Franciscanos nos comprometemos a:

  • Abogar por la retirada de la Orden Ejecutiva del 27 de enero;
  • Prepararnos para ser comunidades que ofrezcan hospitalidad a nuestros hermanos y hermanas refugiados; y
  • Continuar extendiendo y profundizando nuestro compromiso de solidaridad con nuestros hermanos y hermanas musulmanes.

Oramos para que la sabiduría de Dios prevalezca y nos guíe a todos a buscar el Bien Común.

Franciscanos (O.F.M.) de los Estados Unidos de América
Muy Rev. James Gannon, OFM
Provincia de la Asunción de la BVM
Franklin, WI

Muy Rev. Kevin Mullen, OFM
Provincia del Santo Nombre
Nueva York, NY

Muy Rev. Robert Campagna, OFM
Provincia de la Inmaculada Concepción
Nueva York, NY

Muy Rev. Jack Clark Robinson, OFM
Provincia de Nuestra Señora de Guadalupe
Albuquerque, NM

Muy Rev. William Spencer, OFM
Provincia del Sagrado Corazón
St. Louis, MO

Muy Rev. David Gaa, OFM
Provincia de Santa Bárbara
Oakland, CA

Muy Rev. Jeffrey Scheeler, OFM
Provincia de San Juan el Bautista
Cincinnati, OH

Origen: www.escofm.org

La importancia de la Doctrina para la acción política de los católicos.

El Papa: no conoce la esperanza quien se encierra en el propio bienestar