Las cicatrices que deja el Papa.

Pudo haber hecho lo que han hecho todos los ilustres visitantes que han pisado la turística Cartagena, Reyes, príncipes, presidentes, deportistas, cantantes, ricos y famosos…, el recorrido paralelo al mar o vía aérea y evitar asi la Cartagena excluida.

Salió del aeropuerto, subió el puente Romero Aguirre pintado de amarillo sobre las ruinas de sus barandas que se caen a pedazos, abordó su papamovil, bajo por la calle otrora llamada “huevo peluo”, se asomó a San Pedro y el callejón de la Rosa, atravesó canapote, lemaitre, 7 de agosto y llego a San Francisco…, bendijo el proyecto y a los miles de católicos, cristianos, mormones, testigos de Jehová, protestantes y ateos que sin duda hacían presencia allí, por curiosidad o morbo no importa, por que la verdad es que este hombre trasmite algo especial.

Rumbo al Barrio La Esperanza casi se pierde la esperanza, una frenada en seco tira al papa contra la que debería ser su baranda de protección, sangre sobre su sotana, pómulo derecho hinchado y una sonrisa en sus labios dejaba ver al papa como un cartagenero más de los barrios por los que pasaba… En medio de la situación adversa el santo padre seguía sonriendo, en medio de lo dura de la vida en estos barrios la gente se tira a la calle y ríe.

Visito a Lorenza que presto su toalla para secar la sangre y el sudor de Pacho, además le compro el agua oxigenada en la farmacia de la esquina para la limpieza de la herida… Que frescura la de ese HOMBRE, el periodista le pregunta que le pasó padre?? Y como buen argentino sanpachero mamador de gallo le contesta : *me dieron unas piñas*, en costeñol una muñequera.

Se recobraron las esperanzas, con el papa listo para continuar el papamóvil siguio su recorrido por la esperanza, la quinta, el mercado de bazurto, lo Amador, el espinal, todos barrios con graves problemas de carácter social…
Paso por chambacu donde estuvo su antecesor 31 años atrás y se topó en ese terreno con el edificio inteligente, propiedad de uno de esos hombres “inteligentes” que tienen la ciudad así como los barrios que acababa de dejar atras, vueltos mierda y en el olvido.

Apenas el papamovil bajara ese puente que conecta chambacu con la ciudad amurallada el mundo iba a reconocer en qué ciudad estaba el papa porque eso es lo que siempre se habia mostrado al mundo LA CARTAGENA FANTASTICA.

En San Pedro Claver, sede del esclavo de los esclavos guardo silencio por los extremos en que se vive en Cartagena…, pidió tambien por Venezuela y no menciono a Cartagena para nada… pero con lo que vio ya tenía claro como el grupo niche que DEL PUENTE PARA ALLA SON RICOS DEL PUENTE PARA ACA NO VALEN.

El papa se va de Cartagena con una cicatriz en su rostro y tal vez con una cicatriz en su alma al ver niños a pie descalzo corriendo detrás de su carro coreando Francisco, francisco, y a una mujer humilde compartiendo con 85 niños lo poco que tiene.

El papa deja una cicatriz en el corazón y en la mente de miles de personas que se volcaron a las calles como nunca antes y por nadie más en esta ciudad, es un hombre con imán, carisma y humildad, es de verdad un hombre de DIOS.

El papa con su recorrido deja una cicatriz en el tejido social de la ciudad, la herida ya estaba abierta pero era invisible… el mundo ya conoce las dos Cartagena, ojalá y los políticos locales también la vean.

...

Tradiciones: La romería de la Fuensanta en Murcia.

“Nuestro trabajo como franciscanos es el campo del diálogo y la convivencia”