La mayor desinversión católica en combustibles fósiles de la historia.

Aniversario Laudato Si

Nueve organizaciones católicas de todo el mundo anunciaron el pasado 10 de mayo su decisión de retirar sus inversiones de las compañías de carbón, petróleo y gas en la mayor desinversión conjunta de organizaciones católicas en combustibles fósiles hasta la fecha.

Los grupos – incluyendo órdenes religiosas y diócesis del Reino Unido, Estados Unidos e Italia – hicieron el anuncio antes de las negociaciones internacionales de este mes sobre las medidas de aplicación en el Acuerdo de París sobre el cambio climático.  Los combustibles fósiles como el carbón, el petróleo y el gas son la principal causa de las emisiones de gases de efecto invernadero que están cambiando el clima y empujando a las comunidades más pobres del mundo a ser aún más pobres. Globalmente, 2016 fue el año más caluroso desde que comenzaron los registros, un récord ya sobrepasado en 2015 y 2014.

El anuncio también es significativo en el número de diferentes órdenes católicas -incluyendo jesuitas y franciscanos- uniéndose una vez más detrás de este tema, que está ganando un creciente apoyo en todos los niveles de la Iglesia Católica.  La noticia se produjo después de la conferencia de enero, a la que asistió el Cardenal Turkson, Prefecto del Dicasterio de Desarrollo Humano Integrado y uno de los asesores más cercanos del Papa en asuntos ambientales, así como la ex directora del clima de la ONU, Christiana Figueres, sobre el tema de invertir de acuerdo con los principios establecidos en Laudato Si’.

Los jesuitas italianos son el segundo grupo nacional que se ha despojado de sus inversiones en fósiles y, por lo tanto, han prestado atención a la llamada a cuidar la creación de, su hermano, el Papa Francisco.  La Comunidad Monástica Siloe es la primera comunidad monástica católica en el mundo en hacer esta desinversión. La Diócesis de Pescara se convierte en la segunda diócesis que ha desinvertido hasta la fecha, mientras que la Diócesis de Bolonia, junto con la Conferencia Episcopal Italiana y la coalición de ONGs católicas FOCSIV promovieron temas de desinversión durante una conferencia celebrada el pasado 8 de junio, en presencia del ministro italiano de Medio Ambiente, Gian Luca Galletti, dos días antes de que se dirigiera a la reunión de ministros de medio ambiente del G7, en Roma.

...

El récord previo (por el número de instituciones católicas que desinvierten conjuntamente) fue de siete y se alcanzó en octubre de 2016.  Hasta ahora, un total de 27 instituciones católicas han desinvertido.

El anuncio llegaba apenas un mes antes del segundo aniversario de Laudato Si’, que llamó, tanto a católicos como a no católicos, a cuidar nuestra casa común.

Este último anuncio también llega en medio de la movilización global de la desinversión de una semana  organizada por el cambio climático ONG 350.org donde miles de personas en todo el mundo están tomando medidas para impulsar ciudades, universidades, iglesias, fondos de pensiones, museos y otras instituciones para demostrar el liderazgo climático al romper sus lazos financieros con las compañías de combustibles fósiles.

Las instituciones que desinveriten son la Congregación Misionera de los Siervos del Espíritu Santo (Global, Curia General), Diócesis de Pescara (Italia), Il Dialogo (Italia), los Jesuitas italianos (Italia), Rete Interdiocesana Nuovi Stili di Vita (Italia), la Comunidad Monástica Siloe (Italia), la Fundación MGR (USA), las Hermanas Franciscanas Wheaton, las Hijas de los Sagrados Corazones de Jesús y María (USA), y la Provincia San Jose de la Congregación de la Pasión – Provincia Inglesa de los Pasionistas (UK).

Este comunicado de prensa es del Movimiento Católico Mundial por el Clima Católico (GCCM), una coalición de más de 100 organizaciones católicas que trabajan para responder al imperativo moral de la crisis del cambio climático. Puede encontrar más información en el GCCM Catholic Divest-Invest Hub.

Rezar con la Laudato Si

No tengáis miedo.