Fray Nelson Sandoval y el drama de Venezuela.

...

¿Qué está ocurriendo en Venezuela?
Desde el año 1998 que salió elegido Hugo Rafael Chávez Frías como presidente de la República, en unas elecciones en las cuales la gente estaba cansada de un sistema corrupto, un sistema judicial plagado, viciado de corrupción y de impunidad. Eso empujó a que la sociedad cuando se presentó Chávez, que se presentó como un Mesías, salvador de la humanidad por decirlo de alguna forma, la gente votara por él en una mayoría abrumadora, luego en seguida cuando tomó posesión del cargo juró sobre esta moribunda constitución porque ya traía como proyecto una nueva constitución, que no es mala, salvo para Nicolás Maduro porque él quiere perpetuarse en el poder como ya también lo había comenzado a hacer Chávez, y la quiere reformar para instaurar definitivamente un gobierno comunista hablando así francamente porque hablan de socialismo pero esto es marxismo.

Como todo régimen comunista hay que empobrecer a la gente para que la gente dependa totalmente del Estado, y de esa manera poder controlar a la población y durante 18 años, bueno ya van a ser ahora 19, en diciembre que salió elegido Chávez, ha sido una destrucción sistemática de la inversión privada. Por ejemplo en Venezuela toda la empresa privada fue siendo expropiada, luego se convertían algunas cosas en estatales, que luego desaparecían, aquí tenemos el caso terrible de Agro Isleña que era una empresa brasilera que tenía presencia en Venezuela donde tu podías encontrar cualquier cantidad de productos para el campo, eso lo agarró el gobierno y lo acabaron y así tu tienes cantidad de empresas que desaparecieron con el único fin de depender única y exclusivamente del Estado.

Desnutrición infantil en el hospital provincial de Maracaibo.

Evidentemente un plan de destrucción no es solamente a nivel económico, es a nivel moral fundamentalmente, a nivel sanitario, estamos padeciendo terriblemente la escasez de medicamentos y medicamentos que son fundamentales para vivir. Tu no tienes un antibiótico, cuesta muchísimo conseguir un antibiótico pediátrico, un anticonvulsivante, una cosa tan necesaria, para las personas que sufren de convulsiones y deben de tomar medicamentos no los tienen.

El año pasado en esta comunidad indígena, la señora María Cristina Yepote, que era epiléptica, murió por no conseguir fenobarbital, o por no conseguir epamin, o por no conseguir tegretol, y ¿sabes cuánto costaba una caja de tegretol?… 12 bolívares, y eso no se conseguía en el mercado. Estuvo 3 semanas tirada en su casa convulsionando y finalmente murió y no se podía hacer absolutamente nada por ella porque es que tu no conseguías ese medicamento ni en pastillas ni inyectado que se lo podían poner por vía endovenosa, ni de ninguna otra manera.

Entonces esto es una situación que es criminal, porque es no solamente controlar al pueblo sino matar al pueblo, entonces uno dice esto es diabólico, o esto es satánico, porque matar a la gente de hambre, de mengua económica… yo fui a preguntar el otro día por un pantalón vaquero, normalito, costaba 120.000 bolívares, ¿sabes de cuánto es el sueldo normal?… 66.000 bolívares. ¿Cómo compro yo un pantalón con ese sueldo que yo tengo?… porque es verdad, lo otro te lo da cestatiquet para comer 115.000 bolívares cuando la cesta básica es de 2 millones de bolívares, o sea que vivimos en una situación tan terrible y tan difícil que de verdad es controlar al pueblo y matarlo.

Aquí las hermanas que han sido las pioneras del tema sanitario hay que hacerles un monumento a estas benditas mujeres, a la Madre Ráfols, llegaron aquí en el año 52 porque las aguantamos los frailes, les dijimos espérense a que tengan la casa de cemento para que no tengan que venir a vivir en una casa de caña, con techo de palma, con tanto bicho y con aquellos hábitos que tenían las hermanas de lana, cerrados todos, entonces se construyó la casa y cuando ya estuvo esa parte lista ellas vinieron, querían venirse antes, cuando las hermanas llegaron al Tukuko comenzó a disminuir notablemente la mortalidad infantil, porque ellas fueron quienes vinieron a encargarse de la salud de los indígenas, las hermanas hicieron en ambulatorio actual de la comunidad. Lo básico eso tiene una pequeña ampliación, pero lo básico de ese ambulatorio lo hizo la madre Valentina, fue provincial en el año 78 creo y cuando dejó de ser provincial la mandaron aquí de superiora de la comunidad y ella construyó el ambulatorio porque hasta entonces el ambulatorio era allí, en la parte de enfrente de la dirección, en ese cuartito que está allí, allí era, donde venían los médicos y durante larguísimos años las hermanas enfermeras cualificadas fueron quienes dieron la batalla sanitaria aquí en el Tukuko.


Grupo de jóvenes acuden a manifestarse contra la dictadura.

Por ponerte un ejemplo, yo conocí y me dio mucho dolor cuando vi a la Hna Ramírez, enfermera de larguísimos años aquí, no era la única pero fue una muy famosa. Cuando uno escucha las historias de la Hna María Ramírez, en Machiques el doctor Corona que en paz descanse ya murió también, cuando se remitía a un paciente con una nota, el doctor decía, hagan lo que dice la hermanita porque si no se muere el paciente, y dicen las enfermeras que todavía trabajan en el hospital que así era. Si no se hacía el protocolo que la hermana registraba el paciente se moría. ¿Por qué? Porque era una persona que había entendido que su consagración no era solamente para rezar y alabar a Dios y dar testimonio de vida y oración sino que ahora también para salvar la vida de las personas y como tal se había preparado, científicamente, profesionalmente, y su vida era entonces dar vida, a los que llegaban enfermos a sus manos… y la anécdota interesante, dicen que quienes la conocieron bien, yo la conocí tirada en una cama paralizada sin moverse, que la hermana María Ramírez tenía un miedo terrible a la oscuridad, y cuando de noche la venían a buscar “hna María que hay un enfermo que se está muriendo por allá”… esa mujer sola cogía un foco o una linterna y se iba a la comunidad venciendo todos sus miedos para ir a ejercer lo que ella era, una hermana de la Caridad.

Hoy por hoy, tu tienes a las hermanas aquí en el Tukuko… ¿qué hacen las hermanas?… ya no está en el ambulatorio, que sería muy bueno, ya estuvieron nuevamente con el gobernador actual cuando fue en su primer periodo, encargadas del ambulatorio, porque sabemos que donde está la iglesia y donde están las hermanas las cosas funcionan, como funciona la escuela, la única escuela que funciona normalmente y bien excelentemente en toda la sierra de Perijá porque están las hermanas. El ambulatorio estaba por las hermanas, estaba siendo llevado por las hermanas y ya no, y ahora ¿qué hacen las hermanas?, buscar medicamentos, también yo consigo algunos, porque ellas a veces no consiguen, y entre todos buscamos para cantidad de niños especiales que hay aquí, porque si tu no les consigues el anticonvulsivante se mueren. Es decir las hermanas siguen todavía dando la pelea aquí por la vida de las personas, son aspectos que no se ven pero que quienes están aquí sabemos que así es y que quienes reciben el beneficio del medicamento que las hermanas calladamente consiguen y toman, lo saben.

Niños que viven de los restos en el basurero de Maracaibo.

Degradar al pueblo,…. 
Yo espero que esto tenga alguna solución, alguna salida política, algún tipo de negociación, algo, tiene que suceder aquí porque si aquí no se le da a esto una salida política la única salida que hay aquí es más muerte. Porque esta gente está afincada en el poder, porque saben que van a ir presos. Están acusados de narcotráfico, un narco gobierno, y está comprobado. Los sobrinos de la primera dama de la república, de la mujer de Nicolás Maduro, presos en Nueva York con un alijo de 800 kg de cocaína en Curasao, agarrados infraganti porque además tenían un infiltrado con grabaciones de negocios anteriores hasta que los pillaron, y los metieron presos, evidentemente el desespero aquí no es solamente tener el poder que ya nos gusta a los seres humanos tener el control y el poder sobre los demás, sino que esto es cuestión de vida o muerte para ellos. Se han embarcado en un negocio ilícito, y perseguido mundialmente porque saben que al salir del gobierno van a ser apresados. Entonces ellos están aquí jugándose el todo por el todo, yo tengo fe en que esto tenga alguna salida diplomática, alguna salida política sino aquí tendremos que dejarnos de paz e ir por las malas, porque aquí están todos implicados, el alto mando militar tiene una serie de empresas creadas para los militares y es la manera que tiene Maduro de tenerlos cogidos a ellos, atados, para que estén con él sin embargo el componente grueso, los militares ordinarios no tienen ese privilegio pero mientras quien te manda está atado de esa forma es muy difícil y es un panorama muy complicado así que yo espero que salgamos de esto de alguna manera, no pacífica porque no ha habido paz. En estos más de 125 días de protesta que se están cumpliendo…


Imagen habitual en las calles de las grandes ciudades.

Te vemos con muchos mensajes en las redes sociales, ¿no te da miedo?…
Si me da cierto temor algunas cosas porque yo soy humano y el miedo está, existe, pero después a mí me alienta otra cuestión y es que yo soy un consagrado, y si yo soy un consagrado por el bautismo yo soy profeta, y el profeta tiene una doble función: el anuncio de la Palabra de Dios y la denuncia de las injusticias que se cometen contra el pueblo. Entonces yo no puedo estar rezando y tranquilo y celebrando misa y comulgando, estando callado, sabiendo que el pueblo está muriendo y sin que yo pueda decir algo, sin que yo pueda opinar algo al respecto. Y la gente en este sentido es bastante fregada y por decirlo de alguna forma hipócrita también, porque cuando no les conviene nos mandan callar y yo no les tengo ningún miedo y yo no les hago caso. Los profetas de Israel fueron en su mayoría perseguidos por los Reyes porque cuando el profeta denunciaba al Rey que no estaba cumpliendo con el deber de mantener y darle prosperidad al pueblo, el Rey venía contra el profeta. Eso ha sido una constante y eso es lo que me anima a mí precisamente, si tu te pones a ver los grandes profetas Jeremías y todos los que pasaron por esta situación pero a mí personalmente siempre me revienta y me molesta la injusticia. Yo no puedo hablar de justicia si yo soy injusto. Yo no puedo predicar justicia si yo soy injusto, ahora yo puedo ser injusto practicando la injusticia o quedándome callado ante la injusticia, haciéndome cómplice de la injusticia. Entonces eso es lo que yo no puedo hacer en conciencia porque soy cristiano, porque soy un consagrado, porque soy profeta y porque tengo que hacerlo. ¿Me da miedo? Algunas veces si me da. Yo me he enfrentado aquí a la guerrilla por ejemplo ya en dos arremetidas que he tenido contra ellos y lo seguiré haciendo si es necesario. ¿Me da miedo? Sí, pero al mismo tiempo me da la confianza de que Dios está conmigo de que Dios me puso en esto y de que como dice Jesús “el que entrega su vida por mí la salvará”.

Nos comentabas que un sueldo base eran aproximadamente 66.000 bolívares (unos 28 euros) y que un vaquero cuesta 120.000… ¿Puedes ponernos otros ejemplos?
Mira, yo, al igual que las hermanas andamos locos buscando anti convulsivantes. Eso costaba 12 bolívares, está costando 9.000. Un blíster con 10 pastillas. Antes te daban una caja con 20 pastillas, ahora te lo sacan de la caja y te venden un blíster porque además te están vendiendo uno porque es colombiano porque el de aquí no se consigue y así estamos con muchos productos de la cesta básica, que no se consiguen trayendo de Colombia que incluso resultan más baratos algunos que los venezolanos, porque el gobierno ha puesto paralelo uno a otro el bolívar y el peso aunque ha bajado uno un poco otra vez el bolívar, y eso permite comprar allá y traer y vender con un margen de ganancia que algunas cosas son más baratas por ejemplo la harina de maíz, el azúcar, el arroz es más barato el colombiano que la venezolana. Un kilo de arroz cuesta 10.000 bolívares, un kilo de harina 8.500 bolívares, la harina de trigo está como en 12.000 bolívares, un kilo de pollo está en 14.000, un kilo de carne 18.000 bolívares, entonces con un sueldo de 66.000 bolívares, ¿cómo haces tú para mantener a una familia cuando tú tienes que comprar comida, tienes que pagar colegios, tienes los servicios?… esto es imposible. Esto es materialmente imposible. Estamos viviendo una situación económicamente grave y caótica y con el agravante de que hoy compras a un precio y mañana es otro y mañana es otro, todos los días las cosas van aumentando paulatinamente, y ahora que Maduro aumentó el sueldo que a partir del primero de julio a 91.000 bolívares, todo se dispara porque la inflación está en un 2.000% en este país. Fíjate la cifra tan exagerada, un 2000%.

Niños recogiendo cuando llega el camión de la basura.

¿Se muere por falta de medicamentos? ¿Hay mucha desnutrición?
Mucha desnutrición, mira en la Cáritas de la Diócesis, están atendiendo a una cantidad de niños de la sierra de Perijá, niños Yukpa, porque van al hospital, son mal atendidos, no tienen luego nada para darles, porque les mandan una receta que tienen que darle tal alimento, tal leche porque el niño está desnutrido, hay que ganarle masa muscular, hay que ganarle proteína, y en el hospital eso no lo tienen. Y eso tampoco lo vas a encontrar en la farmacia, si lo consigues va a ser un precio super elevado, pero no lo vas a poder comprar. Entonces la Cáritas Diocesana, está recibiendo a través de Cáritas de Colombia ayuda para este tipo de casos de desnutrición infantil. Entonces tú te vas allá, ves que hay una cantidad de indígenas Yukpa y barís también algunos ya, que están padeciendo mucho de desnutrición que semanalmente la doctora, afortunadamente, la directora de la Cáritas, una médico, ella los ve y va recetando, va siguiendo los casos, le lleva la historia, y les va dando una bolsa con alimentos, y semanalmente van a buscar su bolsa, para que el niño pueda nutrirse y alimentarse y superar el cuadro de desnutrición. Ahora lo terrible de todo es que sabemos que todo niño desnutrido siempre va a tener secuelas, taras mentales, entonces esa persona no va a tener la misma capacidad de rendimiento ni físico ni mental que va a tener un niño que fue bien alimentado y bien nutrido desde el momento de su concepción porque es que se da el caso de que ahora ya están naciendo niños desnutridos. Es una cosa sumamente terrible y grave esta situación, es una destrucción, esto es muerte, esto es destrucción total, y otro tema es la descomposición moral que nos han llevado ellos porque nos han llevado al límite y cuando un ser humano es llevado al límite es capaz de hacer cualquier cosa para sobrevivir que para mi esa es una de las cosas más duras y más terribles, ver de lo que somos capaces en una situación límite porque una cosas es que tu veas eso en una película como por ejemplo esa de juegos del hambre en donde se matan unos con otros, al fin y al cabo eso es una película, es ficción, pero cuando tu te das cuenta que eso puede ser posible, que eso puede ser realidad, dice esto no puede ser.

Y en este caos, ¿qué hace la comunidad internacional?
Los venezolanos nos hemos sentido muy decepcionados, por la UEA, en parte la ONU no tanto porque sigue la comisión de derechos humanos y está investigando y está recibiendo denuncias de casos y hay seguimiento y eso es muy importante porque a la hora de sobre todo juicios penales se refiere que haya denuncias, evidentemente es todo un gobierno genocida y esto si tiene que ser atacado y denunciado porque esto es genocidio, esto es destrucción masiva de la vida humana, y de la dignidad y de la persona.


Las grandes ciudades están desoladas. Campea la ley de los malandros, cada vez más jóvenes.

La UEA no se compromete porque hay países que están amarrados con lo que aquí decimos en Venezuela con el bozal de arepa, es decir, bozal de comida, por el petróleo, … todas estas islas del Caribe que son pequeñas que reciben una cuota de petróleo y de eso pueden vivir, de una manera más holgada hacen la vista gorda y no les importa que el pueblo sufra lo que estamos sufriendo en Venezuela.

Sin embargo uno nunca sabe hasta donde la diplomacia de algunos países como uno sabe por allí a nivel de rumores, como por ejemplo España, nos enteramos de la liberación de Leopoldo López, el preso político de mayor rango por decirlo así o de mayor fama porque es uno de los principales, entonces bueno, se entiende que por allí está España diplomáticamente haciendo tratos, trabajos de diplomacia, y trabajo político para mediar en esta situación y lo agradecemos, pero uno ve que hay otra gente que no hace nada y uno pierde las esperanzas pero hay que recuperar las esperanzas porque al fin y al cabo somos nosotros quienes tenemos que bregar para resolver esta situación y yo creo que uno de esos trabajos principales ha sido la calle aquí en Venezuela, la calle y entonces eso tenemos que seguir haciéndolo para que el mundo se dé cuenta que estamos pasándolo mal y para que se solidaricen con nosotros y hagamos presión y puedan ayudarnos a salir de todo esto. Yo tengo esperanza.

La calle, la cantidad de jóvenes que no han tenido miedo….
Son todo fórmulas aquí decimos a la Cubana, son fórmulas comunistas, de ejercer terror, miedo a la población lo que pasa que ellos se están enfrentando en primer lugar a jóvenes que son la mayoría y son quienes han dado la guerra al gobierno. Es impresionante darse uno cuenta cómo estos muchachos que nacieron ya en este régimen no le han comprado la propaganda ni la mercancía al gobierno, muchachos que no han visto más que esto, no quieren esto y por eso se están jugando la vida y el pellejo para salir de esto que es malo y que no lo queremos y evidentemente es la imprudencia juvenil, el vigor, el ímpetu, de la juventud, la que hace que estos muchachos guerreen contra el gobierno y le hayan dado el frente y la guerra fuerte al gobierno, y después esto es una tarea que tiene que ser de todos, hay mucho miedo porque claro, a ti te disparan y te matan porque tu vas a una marcha en la calle sin nada, la gente no tiene nada, tu no has visto nunca jamás una imagen de alguien que esté en la protesta disparando contra un guardia y ha habido infiltrados de ellos que lo han hecho matando a algunos de ellos y porque la propaganda comunista es mentir y decirlo a muchas voces. Tu sabes que una mentira dicha muchas veces se convierte luego en una verdad. Ellos hablan por ejemplo que los medios fascistas … ¿cuáles medios fascistas si aquí tenemos una ley que llaman la ley mordaza en donde los medios de comunicación no pueden transmitir nada porque son cerrados y nosotros nos enteramos aquí a través de las redes sociales, qué país normal en donde una democracia funcione los medios están acallados? En ninguno. Solamente aquí, en Cuba, en China, países comunistas.


Desatención en los centros públicos. En la imagen leproso sin medicamentos.

Después de todo esto, ¿qué?
El panorama está negro pero yo personalmente tengo esperanzas, en que vamos a salir de esto y en que Dios dice escucha el clamor de su pueblo –dice el libro del éxodo- y que Dios escuchará nuestro clamor y que ya lo está escuchando, lo que pasa es que esto es una guerra titánica, un gigante contra un pequeño David, pero finalmente David venció a Goliat, y la Sagrada Escritura en ese sentido está llena de casos de ese tipo, Dios siempre actúa a través de lo insignificante para el mundo pero lo que no cuenta lo que dice san Pablo de lo necio eso es lo que Dios escoge no solamente para confundir el mundo sino para mostrar su poder y yo creo que Dios a través de estos muchachos jóvenes y de todos los que están de alguna u otra forma en la calle, yo alguna vez me voy a Machiques y me pongo allí también, en la calle bueno lograremos salir de esto. Y no es solamente la calle porque esto hay que pelearlo por todos los medios por eso tu me dices que me ves en las redes sociales … claro, porque es un estadio de lucha y de conquista las redes sociales y es por allí por donde podemos también, y tenemos que hacer la lucha por allí para que todos se enteren.

Y la Iglesia ¿qué está haciendo?
La Iglesia están enfrentada totalmente al gobierno. La Conferencia Episcopal ha emitido sendos comunicados en contra del gobierno, ha dicho últimamente que esto es un gobierno dictatorial, y que debemos ir en contra de todo esto. Acaban de decirnos y escribirnos algo contra la constituyente, esta aberración de Maduro para afianzarse definitivamente en el poder, y cuando tu ves las protestas en las manifestaciones una de las imágenes que más llama la atención ver religiosas, frailes, sacerdotes en las marchas, los primeros, de cabeza, allí, entonces la iglesia, hace, está la Cáritas tratando de solucionar problemas de salud, problemas de alimentación. La Cáritas le ha pedido al gobierno que le dejen recibir cargamentos inmensos para todo el país de medicamentos, y de alimentos, y el gobierno no ha querido. Dijeron que si y se lo apropiaron, un cargamento de alimentos, Cáritas lo denunció. Y Cáritas lleva adelante toda la investigación de los casos de desnutrición infantil, de hambre, esto es muy terrible y la Iglesia está dando la batalla en contra de esto.


Una madre sostiene a su hijo fallecido por desnutrición y deshidratación.

Y ¿los capuchinos?
Los capuchinos que estamos en Caracas, recibieron hace poco 10 bombas lacrimógenas en la iglesia nuestra de la Chiquinquirá, dentro de la Iglesia, porque había una tranca allí y había unos frailes fuera en la tranca y otros en la iglesia rezando con la gente, entonces lanzaron bombas lacrimógenas en la tranca y lanzaron 10 bombas lacrimógenas dentro de la iglesia, luego lanzaron 3 en el frente en la parte de la portería de la casa y aquello fue toda una calamidad porque tenemos a los viejos y tenemos la enfermería nuestra y lo pasaron muy mal. Y aquí estamos con el pueblo y estamos con la lucha y aquí como no podemos hacer trancas yo si me encargo de hablar y de decirle a la gente, tu me escuchaste hoy en la predicación, esto es un gobierno nefasto, esto es un gobierno que nos está matando y tenemos que salir de esta situación y me viene mucha gente a pedir comida, no tengo mucho porque lo que tenemos es lo de la casa hogar, aun así sin embargo yo les puedo dar un kilo, dos kilos, de arroz porque no puedo dejar partir a alguien de mi lado que me venga a decir que tiene hambre y que sus niños no tienen que comer y yo teniendo aunque sea dos kilos de arroz allí no le de uno, y ahí aprovecho yo a decirle, este gobierno nos está matando de hambre, tenemos que salir de este gobierno, es hacer aquí yo personalmente como fraile, como párroco, de esta comunidad como consagrado, meter en la cabeza de las personas que este gobierno es un gobierno maldito. Es maldito por todo lo que hace porque es una maldición auténtica que nos ha caído en estos 18 años por la destrucción a la que hemos sido sometidos y que creo que no nos la merecemos.

¿Qué mensaje darías a quien lea estas respuestas?
En primer lugar que crean que todo lo que dicen de Venezuela a través de las redes sociales es verdad. Estuviste ya cuando esto estaba mal, estás ahora cuando esto está peor que nunca, estás en plenas situaciones de trancas y de protestas terribles contra el gobierno. Todo lo que ven decir de Venezuela es cierto, este gobierno nos está matando, necesitamos de ustedes, ¿qué necesitamos? Primero oración, que son cristianos, solidarizarse con el pueblo venezolano, gritar por el mundo y pregonar lo que está pasando aquí, y tratar de hacer presión para que los gobiernos presionen a este gobierno y tengamos una salida y una solución a esta grave crisis, y ayudar que todo lo que ustedes ayudan, ya has visto como de verdad se entregan, se da y la gente recibe, directamente el aporte que ustedes desde España hacen para esta pobre gente de Venezuela.

¿Los basureros se están convirtiendo en los restaurantes del pobre?
Si, eso es cierto, en las ciudades pequeñas se ve poco, sin embargo se ven algunos casos, pero vas a Maracaibo, a caracas, a las grandes ciudades y la modalidad en las ciudades es que hay unos contenedores donde la gente va y deposita su basura y luego viene el camión a coger el contenedor, voltearlo y lo vuelve a colocar, ves que en esos contenedores hay cantidad de gente hurgando en la basura para ver qué consiguen para comer… como había cantidad de gente hurgando en las bolsas de basura que sacaban los restaurantes, ahora lo que han hecho en las ciudades es que no tiran la comida en la basura sino que lo van colocando todo en sus cocinas luego lo van seleccionando, sirviendo y lo sacan ya en cajitas de aluminio o de anime para que la gente no esté metida en la basura sin embargo estas personas están comiendo desechos porque es lo que otros han dejado. Esto clama al cielo, esto es un pecado terrible, que la gente tenga que comer de la basura cuando esto es un país rico potencialmente, esto es un crimen de lexa humanidad, esto lo tienen que pagar estos gobernantes porque esto nunca se había visto aquí, que decían que comíamos perrerina, dicen ellos que cuando los gobiernos anteriores pero es que ahora si tu quieres comer perrerina no puedes porque eso cuesta mucho dinero y la gente ahora, hay también una crisis desde el punto de vista animal porque hay cantidad de animales y de perros abandonados en la calle porque la gente no los puede alimentar … esto es un caos terrible, esto no tiene nombre, esto no tenía visión en Venezuela, esto era inédito aquí, estamos viviendo algo nunca visto, algo perverso, algo malévolo, algo diabólico, de verdad.

Via Capuchinos.

Nosotros también llevamos las llagas de San Francisco

Rechazo a los pobres