“Entro a Milán como sacerdote”, el Papa Francisco a los residentes de las casas blancas

La visita del Papa en Milán ha comenzado en el barrio Forlanini, situado en la periferia milanesa, donde se encuentran las conocidas “casas blancas”. Una zona que se construyó en el 1977 para familias necesitadas y que hoy es lamentablemente conocida por su degradación urbana.

Desde la plaza central de este barrio milanés, Francisco ha dirigido su saludo a los residentes, y se ha encontrado con los representantes de familias gitanas, musulmanas e inmigrantes. También ha visitado los domicilios de dos familias residentes de la zona.

Los habitantes han regalado a Francisco una estola y una imagen de la virgen, presentes que el Santo Padre ha agradecido al inicio de su saludo: “Les gradezco por los dos regalos especiales que me han ofrecido” ha dicho el Papa Francisco y continúa “porque me recuerda que yo vengo aquí en medio de ustedes como sacerdote, entro a Milán como sacerdote”. Y ha añadido “sé que en Milán me recibe la virgen, en la cima de la Catedral, pero gracias a su regalo, la virgen me recibe ya desde aquí, desde el ingreso” y ha finalizado agradeciéndolos su presencia.

(Mireia Bonilla para RV)

 

Sigue en directo la jornada:

Ningún pueblo debe ser pesimista en medio de la crisis

Para excluidos