Diez frailes peregrinan desde Asis hasta Roma

...

«¿Pero qué hacen diez frailes enfilando la Vía Flaminia tras un extraño bastón en forma de tau, entre coches y camiones zumbando a toda velocidad?”.

Mientras caminábamos desde Asís hasta la Ciudad del Vaticano, de San Francisco al Papa Francisco, Captura de pantalla 2015-04-04 a las 10.12.41desde las rachas del frío viento del Valle de Espoleto a la agradable caricia del sol ya primaveral de las curvas del Tíber, tal vez era ésta la pregunta que sugeríamos a los automovilistas que nos encontraban.
Partimos desde la tumba del Seráfico Padre, en la colina del Paraíso, el viernes 6 de marzo del 2015 y, tras un alto en la Porciúncula, lugar de gracia y misericordia, con la bendición y el abrazo de los Custodios de ambos lugares, nos dirigimos a Foliño, luego a Espoleto, Terni, Otricoli, Riñano Flaminio, Prima Porta, para alcanzar la plaza San Pedro tras siete días de marcha.
Muchas fueron las sugerencias que nos llevaron a hacer la peregrinación hasta Roma: la Cuaresma, el año de la Vida Consagrada, la voluntad de confirmar nuestra fidelidad al Papa Francisco en el segundo aniversario de su elección como Papa, el recuerdo del viaje de Francisco de Asís hasta el centro de la cristiandad con sus primeros hermanos…

Captura de pantalla 2015-04-04 a las 10.13.14Pero sobre todo fue la voluntad de dar un “primer paso” que nos lleven a otros viajes conjuntos, en momentos significativos de comunión como frailes franciscanos cuyas Órdenes están presentes en Asís: a 800 años de la indulgencia de la Porciúncula, a 500 de la división de la Orden…
Caminamos llevando pequeños signos de fe y esperanza: la compañía de San Francisco en la reliquia de su cíngulo (único elemento visible que nos une), el hábito franciscano en sus distintas formas y colores, la sonrisa y el saludo, la oración y la bendición, el cansancio y el tesón…
Encontramos la gozosa acogida y la disponibilidad en las comunidades religiosas, en las parroquias y entre las familias que nos hospedaron. Recibimos muchas peticiones de oración, que simbolizamos en granos de incienso recogidos en los momentos de vigilia en las fraternidades. Oraciones y granos que pusimos en manos de Mons. J. Rodríguez Carballo, ex Ministro general OFM, y actual Secretario de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada, con el encargo de que se los haga llevar al Papa, a quien también dejamos una carta. Que sean perfume y oferta agradable a Dios en alguna celebración papal.
Con el cansancio del camino, nuevos rostros, recuerdos, historias. La ilusión de caminar juntos nos permitió hablar y conocernos, madurar en fraternidad, aprender a ayudarnos y a respetar los tiempos de cada uno buscando un ritmo común. Que la experiencia no quede en mero recuerdo, sino que abra nuevas vías de fraternidad bajo el signo de San Francisco de Asís.

Fr. Angelo Gatto ofmcap
Fr. Carlos Acacio Gonçalves Ferreira ofmcap
Fr. Daniele Maria Piras ofm
Fr. Danilo Cruciani ofm
Fr. Edoardo Sturaro ofm
Fr. Janez Šamperl ofmconv
Fr. Jorge Fernández ofmconv
Fr. Marco Moroni ofmconv
Fr. Pio Amran Sugiarto Purba ofmconv
Fr. Ryszard Stefaniuk ofmconv

Captura de pantalla 2015-04-04 a las 10.13.02

Via OFMCONV

Fray Cantalamessa: «El mundo ignora el exterminio de los cristianos»

Carta del General de los Menores por Pascua