Curso: Sectas y Nuevos Movimientos Religiosos. 6

Procesos de Persuasión Coercitiva y Reforma de Pensamiento

 

La mayoría de los trabajos referidos a los procesos de Reforma o Modificación de Pensamiento y Condicionamiento Conductual (en adelante RP/CC), términos correctos del comúnmente denominado Lavado de Cerebro, son de origen extranjero y se encuentran elaborados en un lenguaje técnico difícilmente accesible a todos aquellos con profesiones y actividades, ajenas a las que se relacionan con la presente temática.

 

Cuando se hace referencia en los medios de comunicación social, a los procesos de RP/CC efectuados por algunos movimientos de características sectarias, tiende a homologárselos a los realizados en prisioneros de guerra, especialmente en las confrontaciones de China, Corea y Vietnam. Pero existen, entre otras, dos grandes diferencias que remiten al objetivo y a la metodología inicial, respectivamente.

 

La primera de ellas consiste en que las técnicas implementadas con prisioneros de guerra, buscaban afectar sólo o principalmente el área del ‘pensar político’, mientras que el resto de las funciones permanecía más o menos inalterables. En los movimientos de características sectarias, por el contrario, el proceso atañe a toda la personalidad.

 

Esta diferencia obedece a que la finalidad de las primeras centraba su base en que el sujeto sometido a tales técnicas, una vez liberado, retornara a su ámbito social en forma medianamente normal y fuera allí fermento, de las nuevas concepciones políticas asimiladas. Las sectas, en cambio, apuntan a que el sujeto corte sus vínculos con el ámbito social al que pertenece y, apartándose del mismo, pase a depender exclusivamente del movimiento en cuestión.

 

La segunda diferencia remite a que en los procesos de RP/CC utilizados con prisioneros de guerra, no se contaba con la anuencia del sujeto.

En las sectas, en cambio, se cuenta con el beneplácito del sujeto quien cree encontrar en dicho movimiento, una serie de respuestas a necesidades insatisfechas.

De esta manera no se registran en él las resistencias habituales del primer caso, incrementando de esta manera, no sólo la rapidez, sino la efectividad de las técnicas de la que es objeto.

 

Como se desprende de los párrafos anteriores, el comúnmente denominado Lavado de Cerebro, consiste en una serie de técnicas psicológicas manipulatorias y coercitivas que buscan alterar, en forma más o menos radical, la visión frente al mundo para aceptar una nueva versión de la realidad, reinterpretando las pautas de vida anteriores al ingreso a la secta en cuestión y aceptar obedientemente un sistema de creencias, ‘dictado’ por un líder absoluto e incuestionable.

 

El éxito se consigue cuando, atacados los aspectos centrales del Yo, las personas sometidas a estos procesos abandonan el sistema de creencias, valores, juicios, relaciones y demás pautas de vida pasadas, para asumir una nueva estructura alternativa, ofrecida por el movimiento como única salida posible para solucionar un estado profundamente conflictivo que, muchas veces, ha sido creado artificialmente.

 

Es de destacar que, a su vez, existen dos elementos clave para la realización efectiva de un proceso de RP/CC. Uno de ellos son el proselitismo engañoso, y el restante consiste en el develamiento paulatino de la verdad.

 

El primero de ellos, que posibilitará luego el desarrollo del segundo, se refiere a la estrategia adoptada por varios movimientos de características sectarias para la captación de desprevenidos ciudadanos, llegando incluso muchos de ellos a ocultar, primigeniamente, el contenido religioso o las verdaderas prácticas a las que serán sometidos una vez dentro del grupo. Luego de este primer contacto le siguen otros donde, paulatinamente, se le van develando los verdaderos contenidos del movimiento.

 

De esta manera y a medida que el sujeto fortalece los vínculos con el grupo y, en contrapartida, los debilita con su entorno familiar y social, se lo va enfrentando en forma progresiva con prácticas y creencias que, si hubieran sido manifestadas abiertamente desde el principio, difícilmente habría prestado el nuevo adepto su consentimiento para el ingreso.

 

Estos dos elementos son fundamentales para entender en su esencia a los procesos de RP/CC, ya que son muchas las personas que al observar los cambios radicales que dichas técnicas producen en un sujeto, difícilmente los comprenden en su verdadera magnitud, pues tienden a considerarlos como actos y no como fruto de un proceso.

Técnicas Psicológicas implementadas en los Procesos RP/CC

 

Las técnicas psicológicas implementadas en los procesos de RP/CC, varían según los movimientos. Por ejemplo, movimientos de características sectarias que utilizan el yoga, el control mental o la meditación trascendental, como pantalla para captar nuevos adeptos, utilizan técnicas de respiración, y en especial la de hiperventilación. Es decir, inspiraciones profundas y prolongadas, que producen un exceso de oxígeno en el cerebro.

 

Ahora bien, este exceso de oxígeno en el cerebro actúa directamente sobre el sistema nervioso central y produce una serie de efectos como ser estados alterados de conciencia (mareos, ilusiones, alucinaciones), similares a los registrados cuando se ingieren ciertos alucinógenos; temblores musculares que pueden derivar en convulsiones, y ello porque se altera el nivel de alcalinidad en la sangre; y amnesias, pérdidas de la memoria temporales, que se van prolongando en duración e intensidad, de acuerdo a la frecuencia de la hiperventilación.

 

Aquí podemos encontrar un ejemplo de lo que definíamos párrafos atrás, como proselitismo engañoso. Porque cuando una persona empieza a registrar estos primeros estados alterados de conciencia, el gurú, maestro, guía u orientador, en lugar de decirle que es perfectamente normal en razón del exceso de oxígeno, le manifiesta que está por alcanzar un grado superior de conciencia y que, por lo tanto, incremente la hiperventilación. Comenzando a generarse así un círculo cerrado, un círculo vicioso, o efecto de autoalimentación constante.

 

Este cierre de círculo es algo muy buscado en los procesos de RP/CC. Y es precisamente por ese cierre de círculo, y ese efecto de autoalimentación constante, que a una persona sometida a tales técnicas le sea tan difícil abandonar el movimiento mientras no se quiebre dicho círculo.

 

Pese a estas técnicas específicas, puede hacerse un resumen de un proceso tipo y común a la mayoría de los movimientos. A continuación, se consignarán algunas de las técnicas implementadas:

 

 

  • Paternalismo Benevolente: En los contactos iniciales, el ‘Influenciador’, es decir aquel que llevará adelante el proceso, se presenta frente a la persona a captar, con un carácter paternalista y benevolente. De esta manera logra generar una corriente afectiva con la persona a influenciar. Al generarse esta corriente afectiva, la angustia desciende y el sujeto comienza a desahogarse.

 

 

  • Confesiones Intimas: El Influenciador procurará que en su desahogo, el sujeto haga confesiones íntimas, minimizando algunos problemas y sobre valorando otros. Asimismo, a través de estas confesiones, podrá contar con elementos concretos para luego presionar en el resto del proceso. Por sobre todo le interesará saber cómo es la familia del sujeto, qué nivel de ingresos tiene, con quién se lleva mejor y con quién peor, cuáles son sus fantasías, ideales y logros, y por sobre todo, le va interesar saber cuáles son sus temores, frustraciones y fracasos.

 

 

  • Love Bombing (Bombardeo de Amor): Luego de los contactos iniciales lo invitará a pasar unos días a una ‘colonia’ o a realizar algún curso. No hay gran diferencia, sólo que en el curso, el proceso demora un poco más, pero básicamente es similar. Apenas ingresa al curso o a la colonia, es recibido por toda la comunidad de una manera muy afectuosa, muy          cariñosa.

 

 

  • Padres Espirituales: Al ingresar le es asignado una ‘padre’ o una ‘madre espiritual’, un ‘guía’ u ‘orientador’; en algunos movimientos los llaman ‘Ángeles de la Guarda’. Estos tienen por objetivo no dejar ni a sol ni a sombra al sujeto a influenciar; seguir provocando confesiones íntimas; y dar respuesta a toda pregunta que el sujeto pudiera hacer.

 

 

...
  • Respuestas Simplistas y Maniqueas: Toda pregunta que el sujeto a influenciar pudiere hacer, son evacuadas con respuestas simplistas, reduccionistas, que no llevan más de veinte palabras y, en consecuencia, son fácilmente memorizables. Estas  respuesta también se caracterizan por su fuerte contenido ‘maniqueo’ y ‘dialéctico’, dividiendo radicalmente al mundo en dos: todo lo bueno está dentro del grupo, y todo lo malo, fuera de él.

 

 

  • Control de la Información: Toda la información proveniente del mundo exterior pasa previamente por un tamiz, cuando no, suprimida totalmente o reinterpretada según las creencias particulares del movimiento.

 

 

  • Control del Tiempo: Prácticamente no existe el tiempo libre. El sujeto pasa largas horas escuchando sermones, conferencias, cantando canciones, leyendo o recitando ‘mantras’ (oraciones orientales).

Para tener una idea de la intensidad de estas prácticas diremos a manera de ejemplo que los integrantes del grupo popularmente conocido como “Hare Krishna”, tienen la  obligación de recitar su mantra característico, 1728 veces por día. Esto produce un síntoma específico: ‘disociación temporoespacial’. Es decir, el sujeto que recita estos mantras, pierde paulatinamente la noción de ‘tiempo y espacio’, entrando en un ‘estado confusional’ y  adormeciendo, en consecuencia, la capacidad de ‘pensamiento lógico’ y ‘análisis crítico’. Todo proceso de RP/CC va a estar orientado a anular estas capacidades, para alcanzar un estado confusional.

 

 

  • Trabajos Agotadores, Escaso Descanso y Alimentación Pobre: En lo períodos restantes es sometido a trabajos de gran esfuerzo físico; pocas horas de sueño, que no alcanzan para     recuperase completamente; y una alimentación generalmente pobre en complejos vitamínicos y proteicos, pero muy rica en energizantes (azúcares e hidratos de carbono), lo que genera una falsa sensación de energía, cuando ocurre todo lo contrario, el cuerpo se debilita rápidamente.

 

 

  • Atrofiamiento de la Identidad, Memoria y Pautas de Vida Anteriores: Paulatinamente y merced a diversas técnicas se busca un atrofiamiento paulatino de estas capacidades. El atrofiamiento de la identidad se ve favorecido por el cambio de nombre que no pocos movimientos exigen a sus miembros; el de la memoria, se logra a través de técnicas de inducción al trance e hiperventilación; y el de pautas de vida anteriores, ofreciéndole la posibilidad de alcanzar grandes logros o ideales heroicos, pero que sólo podrán alcanzarse,     si ejerce primero ‘renunciamientos’.

 

 

  • Renunciamientos Progresivos: Para el logro de las metas propuestas por el movimiento, es frecuente que se exijan diversos renunciamientos que, a su vez, refuerzan la dependencia hacia el grupo. De esta manera, progresivamente, se lo inducirá a renunciar a los estudios, el trabajo, las amistades y la propia familia, ya que todo debe estar           subordinado al grupo.

 

 

  • Testimonios de Terceros: Esta es una de las técnicas más utilizadas y es donde también juegan un papel importantísimo los datos que se recabaron en las ‘confesiones íntimas’         realizadas en los ‘contactos iniciales. De esta forma integrantes del grupo de manera aparentemente espontánea presentan testimonios con problemáticas muy similares por       las que atraviesa el sujeto a influenciar. Dichos testimonios culminan con la manifestación de que sólo encontraron solución a sus problemas dentro del movimiento y gracias a él.

 

 

  • Confesiones Públicas: En estos casos los testimonios asumen un carácter expiatorio y, generalmente, van acompañados con relatos donde se detallan las consecuencias que les             acarrearon las ‘desobediencias’ o ‘traiciones’ a las normas que sostiene el grupo. Se observa asimismo, como rasgo característico de las consecuencias, que estas                  frecuentemente son de tipo mágico y con una clara ‘lógica de correspondencia’.

 

 

  • Inducción a Crisis: Esta es una técnica muy utilizada en grupos evangélicos de tipo pentecostal y en cultos afrobrasileños. Mediante la misma se induce en los miembros una crisis de tipo ‘histérica’ que, amén de fuertes estados confusionales, provoca una serie de reacciones psicofisiológicas que pueden llevar a síndromes de ‘anestesia sensitiva’, los cuales son reinterpretados dentro del movimiento, como ‘sanaciones milagrosas’.

 

 

  • Repaso de las Mejoras: Periódicamente se lleva a cabo un repaso sistemático de todas las mejoras registradas por el sujeto, haciendo especial hincapié en que ellas fueron          logradas merced a la voluntaria inserción en el grupo y que sin el mismo, jamás habrían sido posibles.

 

 

  • Código Comunicacional Específico: También es frecuente la utilización de un lenguaje particular, solo entendido por los integrantes del movimiento. Ello genera un efecto           psicológico de ‘privilegiados’, ‘elegidos’, y por sobre todo, ‘distintos ‘al resto de la sociedad, ahondando aún más la separación y aumentando la dependencia con el grupo.

 

 

  • Peyoritivización y Denigración de Disidentes: El carácter despectivo con el que es teñido todo lo ajeno al movimiento y la denigración constante de los que lo abandonaron o no       desearon ingresar, es también un elemento clave para el reforzamiento constante de ese sentimiento de ‘elegidos y privilegiados’, a la vez que va generando ‘fobias’ hacia el     posible abandono del movimiento en cuestión.

 

 

  • Realización de Acciones Valoradas por el Grupo: Al acercarse a la finalización del proceso básico de RP/CC, se le suelen dar al sujeto para que lleve a cabo, tareas ampliamente valoradas por el grupo. Estas generalmente consisten en la recaudación de dinero, vendiendo posters, cassettes, folletos o sahumerios; y de proselitismo, es decir, la captación de nuevos adeptos.

 

            De esta manera y sin tomar plena conciencia de ello, de influenciado va transformándose lentamente …, en un nuevo influenciador. Se cierra el círculo de autoalimentación y comienza toda una nueva cadena de captación sectaria.

Entregas anteriores del curso:

(Buenos Aires, 1956) es Licenciada en Trabajo Social, con especializaciones en Adolescencia, Familia y en Trabajo Social Forense, por la Universidad de la Policía Federal Argentina y la Academia de Medicina Legal de la Nación.

Reabre la fraternidad franciscana en el Campo de los Pastores

Capitulo General OFS: llamados a una mayor solidaridad.