Curso OFS 5: La Carta a todos los fieles.

En la edición de la Regla y Constituciones que la Junta Nacional de la Orden Franciscana Seglar hizo, figura como prólogo lo que titula Exhortación de san Francisco a los Hermanos y Hermanas de la Penitencia[1].

 

Se trata de la primera redacción del texto que Francisco de Asís escribió. La O.F.S. quiere mostrar con ello que esta Exhortación sería un primer documento con normas de vida para los hermanos y hermanas que viven penitencialmente.

 

El documento se conoce como Carta a todos los fieles, en su primera y en su segunda redacción -1 Cta F y 2 Cta F-; la segunda es más larga. No se sabe la fecha exacta de su composición, aunque muchos estudiosos del tema se inclinan por datarlo el año 1221, como fecha tope para su composición. Tampoco se saben sus destinatarios concretos. Vamos a entrar ahora en el contenido de la segunda redacción, rica en indicaciones de vida.

 

El título inicial del escrito podría haber sido Opusculum commonitorium et exhortatorium, como indica Kajetan Esser[2]. Con este commonitorium Francisco pretendería compartir las ideas y prácticas del movimiento franciscano originado por él y sus compañeros, con los cristianos de su entorno. El encabezamiento de la carta es: “a todos los cristianos religiosos, clérigos y laicos, hombres y mujeres, a todos los que habitan en el mundo entero”[3].

El mismo Francisco se siente muy unido a sus destinatarios, con los que utiliza los términos siervo de todos, súbdito, obligado a servir, y que “a causa de la enfermedad y debilidad de mi cuerpo, no podría visitar a cada uno, me he propuesto, por medio de las letras presentes y de mensajeros, anunciaros las palabras de nuestro Señor Jesucristo, que es Palabra del Padre, y las palabras del Espíritu Santo, que son espíritu y vida” -2 Cta F, 3-[4].

Francisco se dirige a hombres y mujeres que habían enrolado sus vidas en el movimiento penitencial. Él, y posteriormente sus seguidores habían sumido ese estilo penitencial. En su primera Regla de vida -año 1221-, Francisco habla de producir “frutos dignos de penitencia” -1 R 21, 3-. Los destinatarios de esta Carta a los Fieles, de este Commonitorium, serían aquellos cristianos que habían tomado en serio esa llamada de Francisco a hacer penitencia; quizás también aquellos cristianos que habían pedido asociarse con los hermanos para fortalecer y clarificar su vida cristiana.

A través de la Carta, Francisco va comunicando su programa de vida, sus experiencias, a estos penitentes que se acercan a él y a los Hermanos para caminar en el seguimiento de Jesús desde la tradición penitencial. Así fue tomando forma franciscana el movimiento penitencial. “La vida franciscana tuvo el poder de transformar la corriente penitencial”[5].

 

En el Commonitorium Francisco habla sobre el Espíritu como fuente de vida franciscana, sea dentro de la fraternidad o en los grupos de penitentes. Él explica las cosas prácticas: confesión de los pecados, nuevas relaciones con las personas y cosas, uso correcto de las posesiones poniéndolas al servicio de todos[6]. Francisco indica el sitio donde deben ponerse las hermanos y hermanas, distinguiendo el movimiento penitencial de la vorágine del mundo[7]

Entregas anteriores:

     [1] JUNTA NACIONAL O.F.S., Regla y Constituciones Generales de la Orden Franciscana Seglar, Madrid 1991, 17-20.

     [2] K. ESSER, La carta de san Francisco a todos los fieles, en “Cefepal” 42 (1978) 105-109.

     [3] Según K. Esser, en el artículo citado, algún manuscrito no trae el término “cristianos”, lo que iría en contra de parte del contenido de la carta. Por otro lado, al aceptar que cristianos y religiosos vayan unidos, sin coma entre los dos términos, se estaría en el mismo significado que cuando Jacobo de Vitry habla de las Beguinas como mujeres religiosas, siendo un grupo de mujeres que vivían en Bélgica como los hermanos de penitencia en Italia.

También Tomás de Celano, en su Tratado de los milagros nº 181, habla de “Práxedes, famosísima religiosa de Roma”, siendo ésta una ermitaña, no perteneciente a congregación religiosa. Kajetan Esser se inclina a pensar que la carta se dirigía a algunos cristianos que vivían unidos a Francisco de una manera particular y a los que él les dio una forma de vida muy semejante a la de los Menores.

El texto de la Carta, en San Francisco de Asís.., o.c.,54, se nos presenta con una coma entre cristianos y religiosos.

Nosotros seguiremos las indicaciones de Esser y de I. RODRÍGUEZ HERRERA-A. ORTEGA CARMONA, Los escritos de san Francisco de Asís, Murcia 1985, 234, quienes al abordar esta carta, y en concreto este primer versículo, indican que “los destinatarios están dispuestos en tres grupos: Christianis religiosis, clericis et laicis, masculis et feminis. No se debe poner como después de Christianis, en contra de la edición crítica, puesto que hay una enumeración de tres miembros, cada uno formado por dos palabras”.

     [4] La traducción está tomada de I.RODRÍGUEZ HERRERA-A. ORTEGA CARMONA, Los escritos de san Francisco…o.c., 221.

     [5] D. FLOOD, Francisco de Asís…, o.c., 145.

     [6] Según David Flood, las autoridades municipales luchaban contra el uso penitencial de los bienes, ya que no promovían el crecimiento económico de la comuna. El dinero dedicado a las buenas obras no generaba más dinero, ya que no se insertaba en el circuito comercial. Para Francisco, el uso correcto de los bienes era ponerlos al servicio de todos: “restituyamos todos los bienes al Señor Dios” -1 R 17, 17-; y también el capítulo noveno de la misma primera Regla, en la que se dice que los hermanos acudan a la limosna cuando sea necesario. La limosna y la justicia van unidas y además no deben sentir vergüenza o humillación por pedir.

     [7] “No debemos ser sabios y prudentes según la carne, sino más bien, sencillos, humildes y puros (…) Nunca debemos desear estar sobre otros, sino, más bien, debemos ser siervos y estar sujetos ‘a toda humana criatura por Dios’ -1 Pe 2, 13-” Cf. 2 Cta F, 45-47.

Escrito por Fray Mario Garcia

Fray Mario es hermano menor capuchino y fue ordenado sacerdote en 1988. Actualmente reside en Pamplona (España) y, entre otras muchas tareas pastorales, es Asistente Nacional de la Orden Franciscana Seglar.

Curso OFS: Los penitentes y los franciscanos. 4

Curso: Sectas y nuevos movimientos religiosos. 5