CLARA, ESPEJO Y EJEMPLO HOY TAMBIÉN DE FRANCISCANOS SEGLARES

“El mismo Señor nos ha puesto como modelo, ejemplo y espejo no solamente para los demás, sino también para nuestras hermanas, llamadas por el Señor a la misma vocación, a fin de que ellas, a su vez, sirvan de espejo y ejemplo a los que viven en el mundo.” (CLT 19-20)

Como vemos, a tenor de estas palabras de su Testamento, ya desde los orígenes Clara intuyó este carácter “ejemplificador” de su vocación evangélica… Una de las notas en las que Clara nos sirve de punto de referencia a los Franciscanos seglares es el carácter de la unidad en la vida de fraternidad. Ya Tomás de Celano lo apuntaba cuando de ellas decía: “BRILLA EN ELLAS, ANTE TODAS LAS COSAS, LA VIRTUD DE LA MUTUA Y ARDIENTE CARIDAD (…), MORAN CUARENTA O CINCUENTA JUNTAS, Y HAY UN SOLO QUERER Y UN SOLO NO QUERER, QUE LAS FUNDE EN UN SOLO ESPÍRITU.” (1Cel 19). Unidad que debemos siempre tratar de plasmar en nuestras Fraternidades seglares. Clara, para nosotros, es ejemplo en la corresponsabilidad.

Otro ámbito importantísimo, en el que ellas son referente para nuestra espiritualidad, es –cómo no- la relación con Dios. Sí. Pues, aunque los Franciscanos seglares vivamos en el mundo, en las calles, en las fábricas, en las oficinas, en los mercados, en las escuelas, y no en los claustros de manera permanente, como ellas, la oración y la contemplación forman parte

importantísima de nuestra espiritualidad, expresado así en el cap. 8 de nuestra Regla: “LOS FRANCISCANOS SEGLARES HAGAN DE LA ORACIÓN Y LA CONTEMPLACIÓN EL ALMA DEL PROPIO SER Y DEL PROPIO OBRAR”. Por lo tanto, para los franciscanos y franciscanas seglares, en esta tarea, ellas, nuestras hermanas clarisas, son ejemplares para nosotros. Desde hace… ¡ochocientos años!

Tantas son las notas que nos unen y nos relacionan, que los propios documentos por los que nos regimos, así lo recogen con gran vehemencia y afecto… Otorgando un lugar privilegiado a esta relación. Así es como nuestras Constituciones Generales OFS dedican un punto de su art. 98 precisamente a la comunión vital recíproca. También con las hermanas claustrales, estableciendo que los Franciscanos seglares debemos “CULTIVAR UN PARTICULAR AFECTO, QUE SE TRADUZCA EN INICIATIVAS CONCRETAS DE COMUNIÓN FRATERNA, HACIA LAS HERMANAS DE VIDA CONTEMPLATIVA QUE, COMO SANTA CLARA DE ASÍS, DAN TESTIMONIO EN LA IGLESIA Y EN EL MUNDO”. A su vez, ellas recogen en sus Constituciones el precepto siguiente: “MANTENER MUTUAS Y FRATERNAS RELACIONES CON LA ORDEN FRANCISCANA SEGLAR (…) VIVIENDO CON ELLOS EL ESPÍRITU DE FAMILIA, HABIDA CUENTA DE NUESTRA VIDA CLAUSTRAL”. Vida claustral que es vida escondida con Cristo en Dios. Pero abiertas a la acogida y a la comunión vital recíproca.

SIEMPRE CON CLARA DE ASÍS Y CON NUESTRAS HERMANAS POBRES DE SANTA CLARA.

ORACION:

Virgen prudente, Clara de Asís,
fragante azucena del Jardín Franciscano,
desde tus primeros años te rodearon:
riquezas, bienestar, halagos,…,
pero a la vez se cultivaban en tu alma
sentimientos de religiosidad y bondad.
Desde niña fuisteis “clara nombre y clara de vida”,
sin sombras ni oscuridades.
Enséñanos a seguir tus ejemplos.
Necesitamos hogares santos,
consciente de su responsabilidad ante Dios y ante la Iglesia.
Necesitamos niños que sepan mirar
al mundo con los ojos llenos de amor,
pacientes, comprensivos, animosos
y que cierren sus ojos al odio y a la maldad.
Queremos hacer del mundo una gran familia,
donde todos los hombres amen a Dios y se amen como hermanos.
Lo suplicamos por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

Comisión Vocacional OFS de España

...

Obras de misericordia y derechos humanos, un espacio de encuentro.

¿Quién es Clara? Santa Clara de Asís y su posteridad por Marco Bartoli