Armenia: crecen los abortos selectivos.

Armenia, un país fuertemente caracterizado por el vínculo con sus tradiciones culturales y espirituales, es el tercero en la lista con la tasa mundial más alta de abortos selectivos motivados por el sexo del bebe, y los datos muestran un aumento drástico del fenómeno en el tiempo tras la disolución de la Unión soviética, de la que también formaba parte la República caucásica.
Según los datos proporcionados por el Fondo para la Población de las Naciones Unidas (UNFPA), en el 2012 en Armenia se registraron 114 nacimientos de varones por cada 100 nacimientos de mujeres, la relación natural es alrededor de 102 niños por cada 100 niñas. “En diez o veinte años”, ha comentado con tono alarmante Garik Hairapetian, representante de Armenia en la UNFPA, “nos enfrentamos a un déficit de mujeres, que se combinará con un fuerte descenso en las tasas de fertilidad, lo que conducirá a una grave crisis de población. Para el año 2060, unas 100.000 potenciales madres armenias no habrán nacido. Nos convertiremos en una sociedad de hombres ‘single’”.
En Armenia la práctica del aborto es gratuita en los hospitales públicos. El verano pasado, los parlamentarios armenios adoptaron una ley destinada a modificar en parte la tendencia a los abortos selectivos. La ley establece que se rechacen las solicitudes de aborto si están justificadas por razones relacionadas con el sexo del niño o de la niña por nacer. (GV)

 

Agencia Fides

Basílica de la Natividad, cuna del cristianismo

De los pobres y de Dios